Creatividad, emociones y aprendizaje

Una vez más, compartimos con ustedes un artículo del blog MindShift, escrito por Katrina Schwartz, que cuenta de ciertas investigaciones en neurociencias sobre cómo las emociones y nuestro cerebro intervienen en el aprendizaje y la creatividad.

Cómo las conexiones emocionales pueden desencadenar la creatividad y el aprendizaje

Neurociencias

Los científicos siempre están descubriendo nuevas formas de la manera en que la gente aprende mejor, y algunos de los estudios en neurociencias más recientes muestran conexión entre las funciones básicas de supervivencia, las reacciones sociales y emocionales hacia el mundo que nos rodea y los impulsos creativos.

Según Mary Helen Immordino-Yang, autora de Reflexiones sobre los orígenes neurobiológicos y la evolución de la creatividad a través de un análisis del desarrollo de la poesía de un niño, las reacciones sociales y emocionales que los estudiantes tienen al momento del aprendizaje son fundamentales para sentirse motivados y resolver problemas de manera creativa. Su investigación busca entender por qué las emociones son tan importantes en el aprendizaje, examinando lo que pasa con las funciones cerebrales.

“Los experimentos nos demuestran que utilizamos los mismos sistemas para sentir nuestros cuerpos, así como también para sentir nuestras relaciones, nuestros juicios morales y nuestra inspiración creativa”, dice Immordino-Yang. Su trabajo está enfocado en entender cómo las neurociencias pueden ayudar a los docentes a entender cómo sus estudiantes aprenden mejor.

Los mecanismos del cerebro responsables de sentir y gestionar la supervivencia y conciencia del cuerpo también gestionan la supervivencia social. “La supervivencia en la sabana depende de un cerebro que está conectado para darle sentido al ambiente y transmitir lo que percibe a través de patrones de reacciones mentales y corporales”, escribe Immordino-Yang. “Ese mismo cerebro, esa misma lógica, nos ayuda a darle sentido y sobrevivir en el mundo social de hoy.” Para hacer que algo tenga relevancia para el aprendiz, esto debiera inspirar una reacción emocional en la persona, desencadenando estas partes del cerebro que indican que algo es importante.

“La forma en la que le damos sentido a cada situación y la manera en la que sentimos y evaluamos las cosas, se basa en las mismas neuronas que utilizamos para que nuestros sistemas internos funcionen”, dijo Immordino-Yang. Cuando un tema llama la atención de un estudiante, se vuelve importante porque la parte del cerebro que está utilizando es la misma que lo mantiene consciente y vivo. También es la parte responsable de las ideas novedosas y creativas.

“La creatividad es representar un problema relevante de una manera nueva y hacer que la gente lo entienda y sienta, y tenga una idea de algo que importa”, dice Immordino-Yang. Ella argumenta que los momentos creativos son motivados por preocuparse profundamente por un tema. Además, los seres humanos entendemos el significado de lago al relacionar nueva información con nuestros sentimientos, recuerdos y otra información personal para darle contexto.

Para llevar a cabo este complicado proceso de internalizar información, la autora ha encontrado que es necesario impedir la entrada de estímulos externos y enfocarse intensamente en lo que pasa internamente. Pedirle a los estudiantes que presten atención constantemente o permitirles distraerse con juegos, teléfonos u otros estímulos puede privarlos de realizar esa introspección que resulta crucial para un aprendizaje profundo.

“La forma en la que las personas incorporan información, la manera en que hacen propios los conocimientos y los asimilan, depende principalmente del sistema neurológico que es fundamentalmente incompatible con la información y distracción externa”, dice Immordino-Yang. El aprendizaje a largo plazo ocurre cuando el cerebro llama a viejos recuerdos e incorpora nuevos conocimientos como un entendimiento personalizado del mundo. De eso se trata generalmente un proceso creativo. Se necesita de creatividad para sintetizar información nueva dentro del contexto de viejas experiencias y para remodelar conceptos difíciles hacia algo entendible. Immordino-Yang argumenta que la esencia de ese proceso requiere que quien piensa se desconecte del mundo que lo rodea.

Eso no necesariamente significa que soñar despiertos sea la clave para desarrollar ideas nuevas. Hay momentos en que una visión llega mientras la mente está distraída, pero Immordino-Yang dice que en esos casos la información ya estaba presente. Cuando se trata de aprender algo nuevo, el enfoque hacia el interior suele ser el mejor trabajo.

“Ayuda a los niños a saber cómo darle significado y sentido a aquello que están aprendiendo, para que puedan ver quiénes son”, dice la autora. “La creatividad es solo una extensión de eso”. Ella da un ejemplo de su joven hija, quien escribió una canción sobre el amor que siente por su hermano menor, pero las imágenes que transmitía la canción incluían el espacio, los planetas y la galaxia. Ella acababa de aprender esos conceptos, pero para realmente entender el significado, necesitaba expresarlos en el contexto emocional del amor familiar, que ya entendía perfectamente. Dar a los niños el espacio para interactuar entre lo emocional y lo cognitivo los beneficiará en el largo plazo.

Aquí podrán leer el artículo original (en inglés).

También puede interesarte

Esta entrada fue publicada en Blog, Global y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Creatividad, emociones y aprendizaje

  1. Pingback: Creatividad, emociones y aprendizaje | Club EDIBA | tuexitocoaching

  2. Pingback: Creatividad, emociones y aprendizaje | Club EDIBA | Las TIC y la Educación

  3. Pingback: Almendralejo Digital | Creatividad, emociones y aprendizaje | Club EDIBA

  4. MARIA GABRIELA GUTIERREZ DE LA ROSA dijo:

    ME GUSTA LEER SUS PÚBLICACIONES—- SIEMPRE APRENDO SOBRE ARTICULOS QUE ME AYUDAN EN MI TAREA DIARIA COMO DOCENTE. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>