La autoestima

Artículo publicado originalmente en Dificultades de Aprendizaje Nº 4 de Argentina.

Cómo afectan nuestras palabras y acciones a los niños.
Cómo podemos ayudarlos a construir su autoestima.

2013-03-11 AutoestimaHacia una clase pacífica
La autoestima de los niños se construye o se destruye por el reflejo que ven de sí mismos en el espejo de las acciones y las palabras de otros. La autoestima significa, fundamentalmente, cuán valiosos nos sentimos sobre la base de lo que percibimos que otros sienten acerca de nosotros. Es creer en nosotros mismos porque otros creen en nosotros. Es sentirnos bien acerca de nosotros mismos porque otros se sienten bien acerca de nosotros. Es como una imagen en un espejo. Se ve el valor de uno mismo a través de los ojos y las acciones de otros. Cuando alguien nos presta atención o nos felicita, sentimos que estamos bien. Si otro nos ignora o nos critica, nos sentimos sin valor. Seguimos siendo la misma persona, pero nuestro valor fluctúa dependiendo del tratamiento que nos dan los otros.Tus alumnos perciben su valor del mismo modo que vos lo hacés: por sus relaciones con otros.

¿Cómo puedes ayudar a tus alumnos a seguir sintiéndose bien en el área de la autoestima? 

– Refleja tu sentimiento de que están bien. Asegúrate de que tus alumnos escuchen en tus palabras y vean en tus actos que ellos son especiales. Valóralos por lo que son y no por lo que deberían ser.

– Ayuda a los niños a comprender el efecto de montaña rusa de la autoestima, de modo que, cuando se encuentren en un pozo, conozcan la importancia de buscar a la familia, a los amigos o a sus maestras, quienes reflejarán su verdadero valor. Por eso es muy importante que, como docentes, animemos a nuestros alumnos. Ellos también deben saber que si llegan a un punto bajo, más tarde estarán otra vez en lo alto, siempre que se mantengan firmes.

– Las afirmaciones positivas almacenadas a lo largo del tiempo llegan a ser un recurso muy valioso para ayudar a los niños a sobreponerse de los sentimientos de duda propia.

Llega un momento en la vida de cada niño en el que tiene dudas acerca de su valor. Comete errores o lucha pero no puede realizar lo que quiere hacer.

La calidez, la seguridad emocional y las afirmaciones que el niño recibe en su casa y en la

escuela llegan a ser un refugio importante del impacto de palabras y actos hirientes que los niños, lamentablemente, a veces reciben.

También puede interesarte

Comparte... Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on StumbleUponTweet about this on TwitterEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Blog, Global y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario