Potenciar la convivencia

Convivir, según el diccionario de la Real Academia Española, significa
vivir en compañía de otro u otros. Y ese “estar en compañía de otros”
es una de las grandes preocupaciones que tenemos como docentes
cada vez que conocemos un nuevo grupo de estudiantes.
Nos preguntamos cómo funcionarán, cuáles serán sus modos de
relacionarse, si respetarán las normas, si serán comunicativos,
si habrá cohesión grupal o cómo resolverán los problemas de relación,
entre otras cosas.
Para que este “vivir en compañía” resulte significativo para todos,
tenemos que plantear las normas de convivencia desde un principio,
pero no de una manera autoritaria y sin sentido sino con calma,
buscando el consenso y la aceptación de todas las normas a cumplir
durante este año escolar.


Para que esto ocurra, les sugerimos, en un primer momento, que el
grupo se conozca y nos conozca como docentes.
Esta etapa de conocimiento mutuo es esencial para arrancar este
nuevo proceso de enseñanza. Si el grupo ya se conoce, también es
oportuno dedicarle tiempo al reencuentro en la escuela. Siempre hay
cambios y también continuidades que debemos tener en cuenta.
Pasado este período, debemos plantear que una buena convivencia
tiene los siguientes cuatro pilares fundamentales:
La participación: todos y todas debemos expresar lo que sentimos y
lo que opinamos para poder tomar decisiones que beneficien al grupo.
La empatía: ponerse en el lugar del otro cuando surge algún conflicto
es un muy buen ejercicio para comprender lo que está sucediendo.
La responsabilidad: de todos, en el cumplimiento de nuestros
deberes.
El respeto: por las ideas, las opiniones, los pensamientos de otros
siempre nos ayudará a fortalecer al grupo.
La buena convivencia nos ayuda a aprender, a crecer, a tomar
decisiones y a valorar las normas consensuadas. Es necesaria,
dentro y fuera de la escuela, para nuestra vida cotidiana, por eso
valoremos este ensayo general dentro de cada aula para poder,
luego, abrir la puerta y enfrentarnos a una sociedad que nos exige
ser ciudadanos y ciudadanas responsables, críticos y participativos.

Hagamos de este vivir en compañía de otros” un mundo de encuentros en donde todos podamos crecer en valores.

También puede interesarte

Comparte... Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on StumbleUponTweet about this on TwitterEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Blog, Global y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *