Una escuela libre de violencia: prevenir para construir

En los medios masivos de comunicación y también en los pasillos de las escuelas y en el barrio, escuchamos y vivenciamos situaciones de discriminación y violencia. Estas situaciones nos dañan. Seguramente, en más de una oportunidad, hemos pensado en buscar alternativas para dar respuestas a este problema y lograr su erradicación.
En este artículo, se presenta la temática de la violencia en la escuela y se proponen alternativas para trabajar en el aula, sin olvidar el vínculo con las familias, tan importante en esta última parte del año escolar.
¿Prevenir o curar?
Se concibe la prevención como una instancia de intervención en la que se actúa antes de que aparezcan los problemas. Para ello, es fundamental trabajar en el nivel primario con la Educación Sexual Integral (ESI), lo cual implica promover aprendizajes desde el punto de vista cognitivo, en el plano afectivo y en las prácticas concretas vinculadas con la vida en sociedad.
La escuela aparece como espacio privilegiado para abordar la ESI: allí se aprende a vivir con otros, se contempla la diversidad, se promueven los derechos. En la relación pedagógica docentealumno, se pueden resignificar experiencias, sostenerlas a través de la escucha, la confianza, la mirada y la palabra, que permiten la construcción subjetiva.
Abordar la violencia y la discriminación es de fundamental importancia en el contexto actual. La exclusión social, la pobreza y la desigualdad de oportunidades constituyen un terreno fértil para la violencia y la discriminación. Tanto en el interior de las escuelas como en los contextos extraescolares, la intolerancia hacia las diferencias está muy relacionada con las manifestaciones violentas, las cuales se han vuelto constantes y cotidianas entre los estudiantes.
Por su parte, el trabajo con el AIC (Acuerdo Institucional de Convivencia), contemplado en el régimen académico propio de cada nivel, tiene como propósito fortalecer los vínculos democráticos entre familia, escuela y comunidad en pos de optimizar las trayectorias escolares de los alumnos y prevenir y resolver los conflictos en las instituciones educativas. Considerar la escuela como una organización con una finalidad pedagógica implica 7 garantizar la convivencia como condición para aprender y enseñar y los AIC como herramienta de trabajo en el aula.


¿Cómo puede trabajarse esto desde el día a día en las escuelas?
Es muy importante realizar una lectura situacional desde la singularidad de cada hecho, de cada institución, de cada grupo áulico, de cada sujeto.
El desafío será construir otras demandas, problematizar miradas, visibilizar lo que pasa inadvertido para alcanzar nuevas prácticas que generen nuevos saberes.
A nivel institucional y comunitario, se pueden realizar algunas acciones…
Realización de reuniones con distintos actores institucionales (EOE, equipos directivos, docentes) para acordar criterios de inclusión, permanencia y terminalidad, propiciando espacios de aprendizaje y convivencia.
• Realización de acciones para optimizar la gestión curricular en pos de repensar y fortalecer las prácticas docentes.
• Formulación de orientaciones específicas a partir de las demandas de intervención, desde la especificidad técnico-pedagógica de cada rol.
• Atención de las situaciones de alta vulnerabilidad psicosocioeducativa que afecten a niños y adolescentes.
• Realización de mesas de participación juvenil y con docentes sobre problemáticas de actualidad (Educación Sexual Integral, adicciones, violencia, convivencia).
• Fortalecimiento de redes con las distintas instituciones que atienden a la infancia y a la adolescencia.
Algunas sugerencias para implementar a nivel áulico
Llevar a cabo jornadas de trabajo con los alumnos utilizando como herramienta la mesa de participación con niños.
La mesa de participación tiene como finalidad formar sujetos con capacidad de reflexión, preparados para tomar decisiones personales y
resolver situaciones, teniendo como eje la no violencia y la no discriminación.
Se puede utilizar como disparador el video “Vuelo de pájaros”, del estudio Pixar, disponible en https://www.youtube.com/watch?v=4MBNYunicXE.
Luego, se brindará la siguiente consigna, para que realicen en forma individual: “Escribir una lista de cosas que les gusten que les hagan o digan sus compañeros y una lista de cosas que les disgusten
que les hagan o digan sus compañeros”. Una vez finalizadas las listas, se brindará un espacio para la producción individual y luego se socializará lo
trabajado, registrando todo lo que se pueda del intercambio, puesto que se convertirá en insumo de trabajo para el futuro.
¿Cómo se aprende la convivencia?
Esta actividad se basa en analizar con el grupo los puntos que aparecen en el siguiente texto, buscando ejemplos y situaciones concretas para ejemplificarlos:
• Interactuar: intercambiar acciones con otro.
• Interrelacionarse: establecer vínculos que implican reciprocidad.
• Dialogar: fundamentalmente escuchar, también hablar con otros.
• Participar: actuar con otros.
• Comprometerse: asumir responsablemente las acciones con otros.
• Compartir propuestas.
• Discutir: intercambiar ideas y opiniones diferentes con otros.
• Disentir: aceptar que mis ideas pueden ser diferentes de las del otro.
• Acordar: encontrar los aspectos comunes; implica pérdida y ganancia.
• Reflexionar: volver sobre lo actuado o lo sucedido; “producir pensamiento”; conceptualizar sobre las acciones y las ideas.
Otras sugerencias para trabajar todos los días en el aula
• Construcción de normas de convivencia a partir del diálogo sobre situaciones cotidianas que ocurren en el aula.
• El respeto por sí mismo y por los demás.
• La valoración y el reconocimiento de las emociones y los afectos que se involucran en las relaciones humanas.
• El reconocimiento y la reflexión sobre las situaciones de violencia que se dan en el ámbito intra- y extraescolar.
• El desarrollo de competencias comunicativas relacionadas con la expresión de necesidades o la solicitud de ayuda ante situaciones de violencia y discriminación.
• La reflexión en torno de los mensajes de los medios de comunicación social referidos a las diferentes formas de violencia y discriminación.
El análisis de los usos de las redes sociales por parte de los niños y de los riesgos que traen aparejados.

Entre todos, podemos dar respuesta a las situaciones de violencia y discriminación.

 

También puede interesarte

Comparte... Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on StumbleUponTweet about this on TwitterEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Blog, Global y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *